Desconectando en vacaciones… o no tanto

Dedicado a ti, empresario, currante como el que más

El mes de agosto empieza a asomar su soleada faz en el horizonte… y eso significa que media España va a quedar irremediablemente paralizada. En el instante en el que tachamos la última jornada de julio, nuestra mente viaja fuera de nuestro cuerpo anticipándonos a esos días en los que estaremos tostándonos en la playa, respirando aire puro en el campo, compartiendo tiempo con familiares y amigos, o simplemente tumbándonos a la bartola en nuestro sofá, aire acondicionado mediante. Da la sensación de que agosto es ese impasse en el que se detiene el reloj mientras contamos las horas que faltan hasta el [temido por unos y amado por otros] mes de septiembre, y la vida siga su curso.

Sin embargo, aunque lo ideal es aprovechar estos días para desconectar de todo y vivir sin presiones, a veces sencillamente somos incapaces de no pensar en nuestra postergada labor profesional y dejar la maquinaria en stand by. ¿Nos resignamos entonces a pasar las vacaciones “con el cable del trabajo enchufado”? ¿Nos rendimos al terror de dejar el fuerte sin atender y cambiamos la hamaca por la silla de la oficina otro año más?

8534271444_62d65cbca7_c¡Desde luego que no! El descanso del cuerpo y la mente son tremendamente necesarios, pero también entendemos que no estés dispuest@ a abandonar tus negocios a su suerte durante un mes completo. No se trata de trabajar en vacaciones, sino de echar pequeños vistazos que te permitan mantenerlo todo bajo control y tus niveles de estrés queden estables a la baja. Te prestamos unos consejos y herramientas que te van a ayudar a estar conectado con tu negocio, a seguir pendiente de tus clientes y proveedores aunque estés tomando una caipiriña en el chiringuito de la playa.

1. El correo electrónico.

Seguramente es una herramienta que utilizarás a menudo cada día. Llegan las vacaciones y sientes horror de que al regresar tengas 500 correos im–por–tan–tí–si–mos sin atender. En realidad no es necesario que pases totalmente de tu correo en tus días de relax. Puedes llevar las cuentas de correo de tu empresa en tu móvil o tablet y hacerte el propósito de consultarlas una vez al día. Quizá ese momento con el café de la mañana, antes de salir a disfrutar de tu jornada estival. Te proponemos algo: prohíbete el teléfono. Avisa a tus clientes más cercanos para que si desean algo contacten por email y diles que les responderás cuando sea posible. Basta con dedicar un rato cada mañana a contestar los correos más urgentes. No desaparecerás del mapa por completo, pero tampoco tendrás que andar todo el día con el móvil pegado a la oreja.

Por cierto, si aún no tienes un correo corporativo de tu empresa nosotros podemos crearte uno, infórmate aquí.

2. El acceso remoto.

¿Necesitas acceder puntualmente a los archivos del ordenador de tu oficina? ¿Quieres consultar un precio o un dato para un cliente y lo dejaste en una nota en el portátil? Pues aprovecha las herramientas de acceso remoto que hay en Internet. Te recomendamos utilizar dos aplicaciones: Teamviewer o Remote Desktop de Google Chrome.
La primera solo tienes que descargarla en el ordenador de tu oficina y dejarla instalada antes de cargar el maletero con el equipo vacacional. Te mostrará un usuario con varias cifras (XXX XXX XXX) y una contraseña (XXXX). Anota esos datos. Instala Teamviewer en tu móvil, tablet o portátil que lleves a tu destino de descanso. Al abrir Teamviewer verás que a la derecha puedes introducir el usuario. Después te pedirá la contraseña y, tras introducirla, conectarás con tu ordenador mostrándote el escritorio y obteniendo acceso a todo el sistema, como si lo controlases in situ.

La opción de Google Chrome te exige tener una cuenta de Google para utilizarla. Es un componente que tendrás que instalar desde la página Chrome://apps, en la Chrome Web Store. Busca Remote Desktop e instálalo. También es una App disponible en Android y en iOS. Únicamente tendrás que seguir los pasos en la instalación, establecer una contraseña en cada uno de los dispositivos que la configures. Puedes agregar varios ordenadores a la lista instalando la aplicación en todos ellos. Así tendrás acceso desde tu móvil a cualquiera de los equipos.
¡Ojo! El uso de estos programas, como es obvio, requerirá que dejes tus aparatos encendidos mientras estás fuera. No servirán de nada si te vas y apagas el ordenador y el router…

¿Es demasiado complejo instalar el sistema de acceso remoto? Llámanos y te ayudamos.

3. Las redes sociales.

Las apps para móvil y tablet te permiten llevar tus redes sociales contigo allá donde vayas, pero si lo que quieres es que aparezcan tus publicaciones periódicamente sin tener que estar encima constantemente, te recomendamos la herramienta Hootsuite. Podrás enlazarla con tus cuentas de las redes sociales principales y programar los mensajes para un día y hora concretos. Esto es ideal si tienes un calendario de publicaciones y quieres que los mensajes sigan saliendo con regularidad y tus productos cuenten con la mayor visibilidad. Por supuesto, tendrás que monitorizar los comentarios y revisar tus redes para que no haya problemas, pero gracias a Hootsuite podrás dedicar más tiempo a relajarte a la sombra y menos a manejar el móvil.

Además podemos ayudarte a programar tus entradas con nuestro servicio de coaching en redes sociales. Si quieres más información, te lo contamos todo.

4. Almacenamiento.

Normalmente el móvil o el tablet no nos permiten el manejo de archivos de gran tamaño y a veces necesitamos poder acceder a esos archivos desde cualquier sitio. Éstas son herramientas útiles tanto en vacaciones como en cualquier otro momento, así que si no utilizas ninguna, ¡pruébalas! Nuestra recomendación es Dropbox o Google Drive. De funcionamiento similar, basta con descargarlas e instalarlas en todos los equipos que quieras tener accesibles. Tendrás 5GB en el caso de Dropbox y 15GB en el caso de Google Drive. Podrás guardar todos esos documentos que necesites visualizar en cualquier momento, así no echarás de menos haberlos dejado guardados en un CD en el cajón de tu oficina. ¡Oh! Y también te pueden servir para subir y guardar las fotos de la barbacoa en la playa o la excursión al monte, para que no te ocupen espacio en el móvil.

5. Suite ofimáticas online.

¿Necesitas crear un presupuesto y enviarlo en plenas vacaciones? Aprovechando las aplicaciones anteriores (Dropbox y Google Drive) puedes utilizar en el primer caso las herramientas de Microsoft Office Online y en el segundo las aplicaciones online de Google. Ambas opciones tienen editor de textos, hoja de cálculo, etc. Herramientas que permitirán crear cartas, presupuestos, albaranes, facturas. Además de tenerlas almacenadas online y la posibilidad de enviarlas a tus clientes o compartir los documentos con ellos.

Como ves, todas estas herramientas se pueden utilizar desde tus dispositivos portables. ¡Olvida tus tribulaciones laborales y dedica sólo unos minutos al día para estar al tanto de tu negocio! Sabemos que a veces es imposible desconectar del todo, el ritmo de hoy en día es infernal, así que esperamos que estos consejos te ayuden al menos a poder relajarte en tus vacaciones sin tener que estar mordiéndote las uñas de preocupación.

¡Disfruta del verano y de la vida!