Menores de edad con Internet: riesgos y prevención

En España la edad mínima para acceder a una red social es de 14 años, por lo que tus hijos no deberían tener un perfil social antes de esa edad. Por otro lado la edad media de inicio en la telefonía móvil por parte de los menores españoles se sitúa entre los 10 y 12 años y cada vez se rebaja más esta edad. Es casi inevitable que los menores de 14 años tomen contacto con Internet. Pero, ¿qué es Internet?

Para empezar a comprender la importancia de Internet en el mundo actual hay que tener muy claro que la Red no es un mundo aparte, es también el mundo real. Inmaterial, pero real. Es un espacio digital donde hay una comunicación entre personas auténticas. No debe ser un lugar donde interpretemos otro rol o menospreciemos a otros únicamente porque no nos enfrentamos cara a cara. Partiendo de esa base, Internet debe ser un lugar donde compartir información para el enriquecimiento de la humanidad.

Como introducción es bastante idealista, sin embargo sabemos que la realidad no es esta y que la red puede estar plagada de peligros, tanto para los menores como para nosotros mismos, sus padres o tutores. ¿Significa eso que debemos temer que nuestros pequeños naveguen, o ver Internet como un lugar oscuro de vicio y corrupción? No, en absoluto. Internet es esa herramienta real que sirve para compartir conocimiento. ¿Pueden utilizarla los menores? Sí, pero siempre siguiendo una serie de recomendaciones que pueden servir igual para los pequeños de la casa como para nosotros mismos:

No publiques información personal

Del mismo modo que no repartirías por la calle tarjetas con tu dirección y número de teléfono de forma indiscriminada y sin razón aparente, tampoco deberías hacerlo en Internet. Recuerda que muchos miles de pares de ojos verán esa información.

Cuidado con las fotografías

Cuando publicamos una fotografía en Internet, perdemos el control sobre su difusión: no sabemos quién verá la fotografía ni con qué intenciones. Es más, aunque borremos la imagen de nuestros perfiles sociales, nada nos garantiza que otras personas no la hayan copiado o descargado. Por otro lado, no es necesario subir públicamente todas las fotos de tus últimas vacaciones en la playa; bastará una foto del paisaje, de tus pies en la arena… con eso tus amigos ya sabrán donde has estado y lo bien que lo has pasado. No necesitas que todo el mundo vea vuestras caras y las de los niños que os acompañan.

Precaución con los “amigos”

En Internet podemos conocer a muchas personas, incluso de otros países, y establecer conversaciones. Pero ojo, estas personas NO son nuestros amigos; son desconocidos de los cuales sólo sabemos lo que nos permiten saber de ellos. Está bien socializar, pero siempre teniendo en cuenta que no sabemos REALMENTE quién está al otro lado. No debemos tener la confianza que tendríamos con un amigo de toda la vida; es conveniente guardar un espacio mínimo, casi nunca es buena idea mostrar tu vida a quien no tienes delante físicamente. Hablar habitualmente con un desconocido por Internet, no lo convierte en conocido. Desconfianza sana.

No te “localices”

No hace falta que publiques todos los lugares en los que te encuentras. No querrás que otras personas te tengan localizado siempre y en todo lugar. Desactiva la geolocalización en tu móvil si dispone de esa tecnología y evita los “rastreos” indeseables.

Tu contenido, sólo a círculos selectos

En redes sociales configura adecuadamente la privacidad. Puedes escoger que tu contenido lo vea todo el mundo o solo tu círculo de amigos. Se muy celoso con la información que compartes y con quién podría verla.

Ante todo, educación

Por supuesto trata al resto de usuarios con respeto. Cuando hagas un comentario no insultes ni trates al otro con desprecio. Ya hemos hablado que se trata de una persona real, trátalo como te gustaría que te trataran a ti. Las palabras “por favor” y “gracias” también pueden usarse en Internet.

Edúcales en el uso responsable

Si tus hijos ven algo que no les haga sentir bien, enséñales que deben comunicártelo inmediatamente. Deben aprender a decir NO a las cosas que no quieran hacer y saber que sus padres son sus mejores aliados en este aspecto. En esta misma línea, navega por sitios seguros. Si encuentras páginas de dudosa reputación, con información incómoda o con peligro de infección, lo mejor es cerrarlas inmediatamente.

Filtra la información

En general lo mejor para navegar por Internet es aplicar el sentido común y no creer todo lo que se lee, especialmente si no proviene de páginas seguras. El conocimiento es el mejor filtro para Internet. Recuerda: la red es el mayor mentidero y fábrica de bulos del mundo.

Controla el tiempo

¿Cuánto tiempo es recomendable que mi hijo navegue en Internet? Pasar un rato navegando en Internet o jugando a videojuegos no es necesariamente contraproducente, pero dejará de ser positivo si detectas los siguientes síntomas:
– Se relaciona poco con las personas que le rodean y declina jugar con sus amigos e incluso salir de casa.
– Se muestra irascible, apático, eufórico o ausente, especialmente cuando se encuentra delante de la pantalla del ordenador o cuando está jugando.
– El rendimiento escolar empeora y le cuesta concentrarse en sus tareas.

¿Qué hacer para evitar estos problemas?

Lo primero es permitirle el acceso a ordenadores, móviles, videojuegos, etcétera, en función de su edad. A un niño de 7 años no deberíamos dejarle pasar toda la tarde frente a una pantalla de ordenador bajo ningún concepto. Caeremos en la tentación porque es una solución fácil para “tenerlos entretenidos”, pero es el principio de una dependencia que nos dará muchos quebraderos de cabeza en el futuro.

Y la segunda recomendación en este caso es tener siempre el ordenador a la vista. Preferiblemente en el salón o dónde se haga la vida familiar; de esta forma podremos tener siempre la pantalla visible y saber qué páginas están visitando. Y esto es beneficioso tanto para nuestros hijos como para nosotros mismos.

Si deseas ampliar información sobre la seguridad de los menores en la red aquí te dejamos algunos enlaces:

  • Agencia Española de Protección de Datos. www.tudecideseninternet.es
  • Secretaría de Estado de Telecomunicaciones www.chaval.es
  • Oficina de Seguridad del Internauta https://www.osi.es/es/proteccion-de-menores
  • TenCuidado www.tencuidado.es